Por favor gira tu dispositivo

Para tener una mejor experiencia

En el 2014, Colin LeMahieu, frustrado de observar criptomonedas ineficientes con ninguna solución a la vista, comenzó el desarrollo de una nueva network distribuida con una arquitectura única llamada “Block-Lattice”. Después de trabajar en el proyecto por un año y medio, anunció el desarrollo de Nano (en ese entonces RaiBlocks) al mundo el 24 de octubre de 2015, a través de un post en bitcointalk.org titulado “Block lattice”.

El Bloque Génesis fue creado poco tiempo después con un suministro de (2¹²⁸— 1) / 10³⁰ ó 340.282.366,9 NANO; y había que tomar una decisión sobre cómo colocarlos en circulación y al mismo tiempo propagarlos lo más lejos posible.

Escogiendo un Método de Distribución

En una network de Proof-of-Stake, la seguridad se correlaciona con una distribución justa. Por lo tanto, cuando se escogió como distribuir Nano, fue esencial seleccionar un método que fuera accesible por muchas personas como fuera posible.

Se han utilizado diversas formas para distribuir el suministro de una nueva criptomoneda, como un initial coin offering (ICO), airdrops o a través de la minería usando Proof-of-Work, cada una con sus ventajas y desventajas. Las ICOs pueden llevar a una tesorería de desarrollo significativa y un corto período de distribución, pero favorecen a las ballenas con mucho dinero y siguen las leyes con respecto a la ley de valores. Los Airdrops son una gran manera de construir interés en una nueva moneda gracias a la comunidad de una moneda establecida, pero confiando en que la moneda ha sido distribuida equitativamente. Los sistemas de Proof-of-Work son típicamente vistos como el método más justo, sin embargo, requiere una inversión monetaria de hardware especializado y grandes cantidades de electricidad.

En su lugar, Nano implementó un sistema de faucet novedoso con la meta de distribuir Nano lo más justamente y orgánicamente posible. Los usuarios enfrentaban complejos problemas de CAPTCHA y al finalizar eran recompensados con un porcentaje de las monedas asignadas en función de la cantidad de CAPTCHAs resuelto. La faucet permitió que cualquiera con una computadora participara, similar a la minería usando Proof-of-Work, solo que en lugar de poder de cómputo los usuarios ganaban las monedas con un recurso diferente: tiempo y esfuerzo.

La Faucet Abre sus Puertas

Para garantizar la mayor imparcialidad posible, varias iteraciones del CAPTCHA fueron usadas durante toda la vida de la faucet — incluyendo versiones de audio y escritas — requiriendo que los usuarios transcribieran palabras difíciles de leer. Cada hora que la faucet estaba activa, un total de 17 mil Nanos eran distribuidos entre los reclamantes del top 100. Si un usuario participó en la resolución de CAPTCHAs pero quedó fuera del top 100, sus reclamaciones quedaban pendientes hasta que acumulara suficientes resoluciones para ser recompensado, permitiendo que cualquiera pudiera usar la faucet a su conveniencia.

Un resultado único de la faucet fue la creación de los llamados CAPTCHA farmers. Gracias a que cualquiera era capaz de participar, los usuarios de países en desarrollo como Venezuela e Indonesia fueron capaces de proveer a sus familias con las monedas premiadas. Esta accesibilidad llevó a que grandes comunidades fueran contruidas alrededor de Nano, muchas que continúan creciendo hoy en día.

Clausurando la Faucet

A principios de octubre de 2017, después de muchas discusiones dentro de la comunidad, se decidió que lo mejor para el proyecto era que se clausurara la faucet para que se pudiera dedicar más tiempo al desarrollo del protocolo. Una vez que se tomó la decisión, se permitió un período de tiempo corto para que los usuarios pudieran acceder a cualquier reclamación restante antes de que la distribución se detuviera oficialmente el 20 de octubre de 2017.

Cuando se clausuró la faucet, se había distribuido 39% del suministro inicial, 126.248.289 NANO y un fondo de desarrollo creado con 7.000.000 NANO, dejando 133.248.289 NANO en circulación. Los 207.034.069 NANO restantes sin distribuir fueron enviados a una dirección inaccesible en 3 transacciones, cada una de las cuentas Landing, Faucet y Genesis.

La dirección donde se envió fue escogida porque cuando se decodifica a hex, da como resultado ceros. Matemáticamente, está garantizado que nadie puede saber la llave privada o seed. Adicionalmente, en el código de la ledger, la dirección está programada para no ser capaz de enviar o recibir transacciones, inutilizando la cuenta.

Después de comenzar Nano como un proyecto paralelo y trabajar en el proyecto en su tiempo libre durante varios años, Colin anunció que trabajaría a tiempo completo el 12 de diciembre de 2017. Colin diseñó una tecnología única (Block-Lattice), usó una estrategia de distribución innovadora, y ahora está trabajando para quebrantar nuestro concepto convencional de una moneda. Desde entonces se ha rodeado de experimentados desarrolladores de software y continúa mejorando y optimizando el protocolo y liderando el proyecto hacia el futuro.

1 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *